CARTA DEL PRESIDENTE - ME DECLARO OBJETOR DE CONCIENCIA: YO NO MATARÉ NINGÚN PEZ

8 d'abril de 2016

CARTA DEL PRESIDENTE - ME DECLARO OBJETOR DE CONCIENCIA: YO NO MATARÉ NINGÚN PEZ

Como pescador normal de truchas salvajes, podría conformarme con la visión fácil de que como casi nunca pesco carpas o siluros pues a mí no me afecta la reciente sentencia del Tribunal Supremo que en resumen nos obliga a elegir entre pescar solo autóctonas o no pescar; pero como presidente de la Federación Catalana de Pesca sé por experiencia que estas actitudes individuales son la muerte del colectivo y por eso hoy más que nunca hago un llamamiento a la unidad de todos, pescadores, deportistas, clubes, comercios, piscifactorías, guías y establecimientos turísticos para hacer, juntos, más fuerza ante políticos e instituciones. La diferencia entre nuestro colectivo y otros es que los demás sí se unen aunque solo sea para cazar subvenciones.

En Catalunya el año 2005 la pesca recreativa y deportiva alcanzó su máximo esplendor en socios, licencias, permisos y entidades. Después, los políticos quitaron la pesca de las manos de los pescadores para recoger el millón y medio de euros de las tasas, lo único que les interesaba. A partir de entonces empezó el lado oscuro que dura hasta hoy. Hemos sobrevivido a la falta de apoyo y de inversiones, a los desprecios, a los intentos de suplantación, a las presiones políticas, pero hemos estado siempre en nuestro sitio.

No vamos a parar para defendernos del intento de exterminio de nuestro deporte. Junto con la Federación Española hemos presentado primero un incidente de nulidad y llegaremos hasta Europa si es necesario, pero ahora nos toca movilizarnos socialmente. Ya tenemos programadas reuniones con los partidos y administraciones en Barcelona y Madrid y vamos a exigir que se cambie la Ley de Biodiversidad y además que se deje de subvencionar con ingentes cantidades de dinero público las matanzas masivas de peces como las que se llevan haciendo en Banyoles desde hace años.

No nos gusta este cambio de modelo, antes se daban subvenciones por cuidar y no matar y ahora se quiere cobrar por matar peces. Ha vuelto a ser ilegal tener un pez rojo en una pecera.

La reflexión es clara, no lloremos por lo que no hemos sabido defender. Está en nuestras manos ir unidos y cambiar las cosas. Desde la Federación y con todos vosotros hacemos y seguiremos todo lo que esté en nuestras manos para darle la vuelta a esta situación que perjudica al turismo rural (75.000 permisos diarios y anuales en Cataluña), tiendas y casas comerciales (100.000 licencias vigentes), piscifactorías, guías y en general al deporte de los ciudadanos (800 concursos de pesca en agua dulce al año), pero sobre todo a las jornadas de ocio familiares de los padres que llevan a pescar s sus hijos para que tengan ese contacto con la naturaleza que cada día más los estudiosos afirman que es tan positivo para la salud y el equilibrio humano.

Es evidente que todos apreciamos y mucho, las especies autóctonas. Es muy difícil conseguirlo, pero desde la Asociación de Clubes y la Federación llevamos ya varios intentos de conseguir un proyecto LIFE de recuperación de ciprínidos autóctonos. Pensamos que es mejor recuperar que no erradicar especies como la carpa que lleva 2000 años entre nosotros. Recuperar, que es lo difícil y puede fallar, se ha demostrado que no es lo que les interesa a quienes ven en matar peces y otros animales un sistema mucho más fácil para captar dinero de las subvenciones.

Nosotros a lo nuestro, a cuidar la vida y a pescar sin muerte, y a seguir rescatando peces en los vaciados de balsas y canales, a denunciar las agresiones a los ríos, a aumentar nuestro grupo de Guardas y Voluntarios ambientales, a ensuciarnos las manos recogiendo las basuras que otros dejan en las orillas, a reunirnos con Mossos, Seprona y Agentes Rurales para mejorar la vigilancia, a colaborar con instituciones científicas como en Limnopirineus y a seguir defendiendo el ecologismo sin muerte.

Para todo esto hemos formado la Plataforma en Defensa de la Pesca, que nos agrupa a todos y que quiere ser la voz única de nuestro sector en defensa de nuestra pasión que es la pesca, y en la que pedimos que se integren todos los que se sientan afectados por esta prohibición, que no somos pocos.

En la Federación tenemos clarísimo que ni en nuestras actividades ni en nuestros concursos vamos a matar ningún pez y ésta es una afirmación categórica.

Como presidente de la Federación quiero ser el primero en declararme Objetor de Conciencia respecto a la sentencia del Supremo: YO NO MATARÉ NINGÚN PEZ.

FEDERACIÓ CATALANA DE PESCA ESPORTIVA I CÀSTING

Albert Vidal i Arconada

Presidente

Barcelona, 1 de abril de 2016

Notícia classificada a: federacio